Roscado: ¿qué es?

El roscado consiste en hacer roscas helicoidales, es decir, paso de tornillo, en una varilla de metal, o incluso en madera o plástico. Si la técnica es sencilla, la dificultad es adquirir la mano e incluso… la mirada este trabajo que requiere una gran precisión. En mecánica como en otros lugares, no siempre tenemos la rosca del diámetro adecuado. Además, los requisitos de apriete a veces requieren alargar un hilo existente o restaurarlo volviendo a enroscarlo. Esta técnica requiere el uso de una lima, un tornillo de banco y un “troquel”. El siguiente paso es hacer tapping.

El sector

Es un cilindro plano, de acero rápido, compuesto por un agujero central roscado que sirve de matriz para grabar el hilo. Este orificio comunica con tres o cuatro aberturas periféricas destinadas a la evacuación de residuos metálicos. Cada parte del hilo, interrumpida por estas luces, se llama peine.

morir a mano

Es girando con fuerza alrededor de la varilla que la herramienta y cava sus redes. Es accionado por un portamatriz: una jaula circular con dos ramas en las que se asienta.

Cada troquel tiene un diámetro de rosca y un paso (el espacio entre las crestas de roscas sucesivas) marcados en la herramienta. Por ejemplo, 10 x 150 corresponde a un diámetro de 10 mm y un paso de 1,5 mm. Los troqueles comunes van desde 3 x 50 hasta 20 x 250, correspondiente al paso ISO, conocido como “internacional”. En mecánica, utilizamos principalmente matrices extensibles, como aquí, por razones de precisión.

Disponen de una ranura lateral cuya distancia, regulable mediante un tornillo cónico, modifica muy ligeramente el diámetro de la rosca. Este margen de maniobra permite enhebrar dos veces, los peines se separan y luego se aprietan, para un acabado impecable.

Herramientas de tornillo de matriz de caja

Juegos de troqueles de roscado

Importante saber: Las matrices se entregan generalmente con los machos correspondientes que se utilizan, antes de roscar, para medir el diámetro de la rosca interior. De un troquel a otro, el diámetro exterior no siempre varía.

La preparación

Registrar el diámetro de la varilla a roscar con un pie de rey, para seleccionar la matriz.

Gire el tornillo de ajuste para extender los peines al máximo. Coloque el troquel en la jaula del portatroqueles y bloquéelo apretando sus tornillos sin cabeza.

Un requisito previo esencial, el extremo de la varilla debe estar biselado para encajar en el troquel. Bloquearlo verticalmente en un tornillo de banco y hacer el bisel con una lima plana bastarda.

La amenaza

Después de comprobar la verticalidad de la varilla en el nivel de burbuja o en la escuadra, encajar en ella la entrada achaflanada del troquel, pero sin girarla. Para comprobar la horizontalidad del portamatriz, es mejor trabajar a la altura de los ojos. Lubrique las lengüetas con aceite de corte, luego comience a girar en el sentido de las agujas del reloj con presión hacia abajo.

Cuando el hilo haya dado dos vueltas, comprobar de nuevo la horizontalidad, luego volver media vuelta, tanto para impregnar los peines como para romper y evacuar los residuos.

Luego enhebre, volviendo ligeramente después de cada vuelta. Trabaje suavemente, evitando golpes, y lubrique periódicamente. Cuando termine de enhebrar, suelte la herramienta del vástago.

Retire el troquel de su jaula, afloje el tornillo de ajuste para acercar los troqueles y luego reanude el roscado.

Consejos prácticos: Los hilos rotos indican mal estado de los peines, falta de lubricación o rotación demasiado “muscular”.

Tenga en cuenta: hay pasos reservados para roscar tuberías de gas, así como un paso americano, que no debe confundirse con el paso ISO.

Sobre el autor:

Marc de BricoHogar

Amante del bricolaje, el hogar y el jardín. Dueño del blog de BricoHogar, un blog que me sirve como una gran fuente de conocimiente para mí y para ayudar a otras personas que leen mi blog.

Deja un comentario