¿Cómo pintar un techo como un profesional?

Contenido del artículo

Su techo está un poco descolorido y desea volver a pintarlo. ¿No eres muy manitas y tienes problemas para iniciarte en este trabajo? No entre en pánico, siga nuestra guía paso a paso para obtener un resultado perfecto y un techo sin rayas. ¡En sus rollos, vamos!

El equipo necesario

La base para un resultado óptimo comienza con la elección del material perfectamente adaptado. Aquí va nuestra pequeña lista para tener el equipo necesario al alcance de los cepillos:

  • pintura especialmente adaptada al techo (+ imprimación, si es necesario);
  • rodillo antigoteo, preferentemente telescópico, de pelos gruesos y cortos;
  • una brocha ancha, perfecta para el acabado;
  • un pincel o una brocha para pintar;
  • una bandeja de pintura con sistema de limpieza;
  • cinta adhesiva;
  • lonas protectoras;
  • palangana, esponja nueva, trapo limpio y detergente Saint-Marc o jabón negro;
  • una escalera o preferiblemente una escalera de tijera a la altura adecuada;
  • guantes y ropa adecuada.

¿Tienes tu equipo? ¡Ahora tienes que preparar tu sitio!

>> Leer también: Pintar una pared sin dejar rastro: ¿cómo hacerlo?

Preparación del sitio

Este paso es crucial, porque es gracias a una buena preparación del soporte que el resultado será digno de un pintor profesional.

Preparación de la habitación

Sobre todo, se trata de preparar la habitación. Unos pocos pasos permiten repintar en las mejores condiciones:

  • Trate de mover sus muebles y objetos a otra habitación si es posible. De no ser así, júntalas por la mitad y cúbrelas preferiblemente con una protección plástica.
  • Recuerde proteger su piso con una lámina de plástico que pegue a los zócalos.
  • Coloque cinta adhesiva en la parte superior de las paredes, debe ser lo suficientemente ancha como para no correr el riesgo de dañar la pintura o el papel tapiz de las paredes.
  • Si desea mantener el revestimiento que cubre las paredes (pintura o papel pintado) cubra la parte superior de las paredes, a una altura suficiente (20-30 cm) para protegerlo de posibles proyecciones o goteos con una tira de papel pintado viejo, por ejemplo, asegurado con cinta adhesiva. Cuanto más ancha sea la parte de la cinta pegada directamente a la pared, mayor será el riesgo de arrancar la pintura o el papel pintado al retirar esta protección al final de la obra. Proceder de la misma manera para proteger vigas que atraviesan la superficie del techo o armarios que llegan hasta el techo. Estas precauciones, ciertamente un poco tediosas, le ahorrarán muchas molestias y pérdidas de tiempo.
  • Finalmente, deberá retirar las luces o, si es posible, solo las partes en contacto con el techo después de haber cortado la electricidad en el tablero de distribución. Para estar bien pintado, un techo debe estar bien iluminado, preferiblemente con luz cenital que evite los fenómenos de contraluz o halo. Estad atentos en este punto, sobre todo en temporada baja, porque pueden aparecer desperfectos cuando mejora la luminosidad de la estancia.

Preparación del sustrato

Un soporte perfectamente preparado es la garantía de obtener un resultado a la altura de sus expectativas. Tómese su tiempo y no se salte este paso, ¡qué importante!

Una vez tomadas estas precauciones, su techo está listo para recibir la pintura:

  • Desempolva el soporte antes de lavarlo : traer un trapo muy limpio, lo ideal es tener una escoba con un trapo de microfibra.
  • Luego, diluya un poco de jabón negro o detergente Saint-Marc en un balde. Sumerge tu esponja grande en ella y escúrrela bien. Moverse atrás y adelante. Luego enjuague con agua limpia y tibia, luego deje secar por el tiempo necesario. Por lo general, demora entre 24 y 48 horas.
  • Su techo está perfectamente limpio, todo lo que tiene que hacer es rellenar pequeñas grietas con yeso, luego retire el exceso. Dado que el revestimiento se contrae al secarse, pueden ser necesarias varias pasadas, cada una de ellas precedida de un lijado ligero (grano 120 o 140) para obtener una superficie plana y uniforme.
  • Cuando su superficie esté uniforme e inmaculada, aplique un bajo capa. A continuación, está listo para ser pintado.

Consejos:

  • Para un acabado limpio la elección de la imprimación no es aleatoria. Opta por una capa base acrílica si usa pintura acrílica y una capa base glicero para pintura glicero.
  • Si su techo tiene manchas debido a la humedad, lidiar con este problema antes de empezar a pintar. Primero, identifique claramente las causas de esta degradación (infiltraciones de diversos orígenes, ascenso capilar, condensación ligada a una ventilación insuficiente, etc.) y repárelas si aún es necesario. Según la importancia de los desórdenes observados, desde la simple mancha negra que hay que lavar cuidadosamente con una solución de lejía, hasta el desmoronamiento de la pintura e incluso del yeso, será necesario realizar una adecuada reparación previa, y muchas veces una reposición. revestimiento antes de pintar. . Hay productos que se adaptan perfectamente para evitar que vuelvan a aparecer marcas feas, a riesgo de arruinar todo tu trabajo.

Atención

Verificar la naturaleza de las capas de pintura a recubrir, especialmente si son antiguas. De hecho, algunas pinturas a base de agua no se adhieren bien a algunas pinturas a base de disolventes químicos.

¿Cómo elegir la pintura del techo con cuidado?

Elegir la pintura adecuada para su techo le permite obtener un techo irreprochable. Para hacer tu selección, ten en cuenta tanto sus características como su apariencia.

Diferentes pinturas de techo

Entre los muchos tipos de pintura que hay en el mercado, las dos categorías más utilizadas para pintar un techo: pintura acrílica y pintura gliceroftálica.

pintura acrilica : es especialmente adecuado para principiantes, ya que sigue siendo bastante fácil de aplicar. Es más saludable y respetuosa con el medio ambiente que las pinturas al glicero. Por otro lado, no se puede lavar y no tiene una dureza tan grande. En lugar de una monocapa que es más difícil de extender, elige una pintura de dos capas para evitar al máximo las marcas antiestéticas, requiere dos aplicaciones, pero el resultado suele ser más limpio. Inodoro, es el más utilizado para techos.

pintura de glicero : Esta pintura a base de aceite de linaza es más difícil de aplicar, pero ofrece un resultado más suave. Tarda más en secarse y desprende un olor bastante fuerte. Por lo tanto, es fundamental trabajar con las ventanas abiertas. Si estéticamente hablando da un acabado bonito, también es más resistente y se puede lavar sin problema. Está especialmente recomendado en estancias húmedas como el baño o la cocina. Tiene un defecto: contiene disolventes que pueden ser nocivos.

Aparecen en el mercado nuevas pinturas al agua, pinturas alquídicas que tienen las ventajas de las dos anteriores y que son excelentes pinturas para interiores: duraderas, resistentes, de secado rápido, inodoras y ecológicas, lavables. Tres salvedades: las de color blanco tienden al amarillo, los otros colores son quizás menos brillantes que con las pinturas al glicerol y su coste es un poco más elevado.

En general, descartar las pinturas de primer precio que muchas veces ofrecen un mal renderizado, son más o menos «transparentes», disimulan mal los defectos del soporte – por lo tanto centrarse en la calidad ! No te arrepentirás de tu inversión, porque tu trabajo será mucho más sencillo.

Criterios importantes para hacer su selección

Debe, al comprar su pintura, prestar atención a la apariencia de su techo. Si solo está descolorido, pero en buenas condiciones, puede optar por una pintura acrílica de una sola capa en el fuerte. poder cubriente. Si está dañado o agrietado, no dude en invertir en una pintura multicapa adecuada. Se recomienda un acabado mate para un techo.

Ahora hay pinturas especiales para techos, más fácil de implementar y ofrece una mejor representación.

¿Qué color elegir para tu techo?

Tradicionalmente, el techo se pinta en blanco mate o blanco roto. Estos colores contribuyen a la luminosidad de tu habitación. Combinan con todos los estilos decorativos y se mantienen neutrales. Aportan un lado zen y relajante a tus espacios.

Pero la elección de un color sigue siendo ante todo una cuestión de gusto y todo es posible. Sin embargo, trata de favorecer los tonos pastel si tu habitación es pequeña y no tiene una altura muy alta. Los colores oscuros o llamativos sobrecargarían tu espacio.

Si tus paredes son claras, muy bien puedes optar por un gris que no sea demasiado oscuro. Obtienes así modernidad, elegancia y un toque de originalidad.

El tono azul invita a la relajación y evoca las vacaciones y las casas junto al mar y puede aportar mucho carácter a un dormitorio.

Un techo de color amarillo pálido, brillante (ver foto arriba) o naranja le da dinamismo.

Un color rojo combina perfectamente con una decoración muy contemporánea y con estilo.

También puedes pintar parte del techo, encima de la cama por ejemplo, en un azul oscuro o un gris oscuro que continúa en parte de la pared. Es el toque trendy que le da a tu habitación un lado único, refinado y muy original.

nuestro consejo

Respeta siempre una cierta armonía entre el color del techo, paredes, muebles, cortinas, etc.

Las técnicas a adoptar para pintar su techo sin dejar rastro

pintar techo repintado

¿Cómo pintar para evitar rayas? Esto es lo que te vamos a explicar ahora. Algunas técnicas y consejos básicos le brindan la oportunidad de pintar como un profesional:

  • Comience colocando su subsuelo sto facilita mucho la aplicación de la pintura.
  • Próximo, limpiar las esquinas usando un cepillo plano o un cepillo para bordes. Entonces rueda.
  • Asegúrate de que tu rodillo esté bien empapado de pintura que esparciste por toda su superficie usando la rejilla de la bandeja.
  • trabajar en pequeñas superficies de aproximadamente 1 m². Al hacerlo, evitará áreas descubiertas. Haga un movimiento suave y lento peinando en la dirección del ancho y luego en la longitud. Extenderlo correctamente alisando a lo largo del techo, sin recargar el rodillo. Obtienes una superficie perfecta.
  • empezar siempre por el lugar mejor iluminado (cerca de la ventana), alejándose gradualmente. Pinta en la dirección de la luz. De esta forma, una vez terminado tu techo, no verás los pasos del rodillo. Observe su techo a contraluz para detectar irregularidades.
  • dejar secar la primera capa el tiempo necesario antes de pasar al segundo.
  • no te detengas hasta que hayas terminado de aplicar la primera capa obre toda la superficie. De lo contrario, especialmente con monocapas más gruesas, si la pintura tiene tiempo de secarse, tendrá líneas de demarcación. Permita suficiente tiempo para colocar la primera o la segunda capa de una sola vez.

Lea también >> ¿Elegir el rodillo adecuado para pintar su techo?

Huellas en el techo: las causas.

Por supuesto, es posible obtener un resultado suave y sin rayas, tomando las siguientes precauciones:

  • no sobrecargues el rollo, porque la pintura de hecho será más difícil de esparcir uniformemente.
  • evitar altas y bajas temperaturas, modulando la apertura de las ventanas y la calefacción. En climas muy fríos, la pintura no se aplica bien y se seca demasiado rápido en caso de altas temperaturas, inevitablemente tendría rastros entre las diferentes áreas.
  • no presione demasiado fuerte en su rodillo, es la mejor manera de crear trazos que no se desvanecerán fácilmente, especialmente cuando la pintura casi se ha acabado. Sin embargo, trate de mantener una presión constante sobre el rodillo desde el principio hasta el final del movimiento, para que ruede bien en contacto con la superficie y no resbale ni salte.
  • no aplicar una capa de pintura demasiado fina e secaría demasiado rápido e inevitablemente no obtendría un resultado regular.
  • no te olvides de la capa interna sto permite que la pintura cuelgue correctamente en todas partes sin dejar rastros.
  • evitar demasiada ventilación lo que haría que el agua se evaporara de la pintura, provocando un secado desigual.

La segunda capa está seca, solo hay que retirar las protecciones y en especial la cinta de carrocero colocada en la unión pared-techo, operación más delicada de lo que parece. En efecto, la retirada de la cinta adhesiva puede provocar el desgarro de la pintura del techo así como del revestimiento de la pared sobre el que se pega. Hay que despegar con precaución y no dudar en pasar por la parte superior del ángulo una hoja de cúter para separar la cinta de las capas de pintura del techo. Sería una pena que la pintura estuviera desconchada.

¡Gracias a nuestros consejos, renovará su techo de manera brillante y será admirado por todos! Has adquirido nuevos conocimientos que puedes reutilizar en otros contextos.

Sobre el autor:

Marc de BricoHogar

Amante del bricolaje, el hogar y el jardín. Dueño del blog de BricoHogar, un blog que me sirve como una gran fuente de conocimiente para mí y para ayudar a otras personas que leen mi blog.

Deja un comentario