¿Cómo hacer que un azulejo sea antideslizante?

Las baldosas, especialmente cuando están mojadas, son terriblemente resbaladizas y pueden representar un peligro para grandes y pequeños. Es una causa de caídas en el baño en particular, en las escaleras, pero también afuera cuando llueve o cuando está cerca de la piscina. Para evitar cualquier riesgo de accidente, debe ser antideslizante.

Limpieza y secado: dos pasos imprescindibles para que tus baldosas sean antideslizantes

El alicatado, cuando está más limpio y seco, es mucho menos resbaladizo que cuando está aceitoso o húmedo. Por lo tanto, es necesario tomarse el tiempo para limpiarlo regularmente y luego secarlo cuidadosamente con una escoba de microfibra, por ejemplo. En la cocina o el baño, esta operación se repetirá regularmente para limitar el riesgo de accidente por un lado, pero también porque un suelo limpio y sano es más agradable.

Preste atención a los productos de limpieza que utiliza para que no corran el riesgo de dañar el revestimiento. En particular, se deben evitar los productos químicos agresivos. El jabón negro o el jabón de Marsella en virutas es una buena alternativa.

¿Es necesario utilizar productos antideslizantes?

Encontrarás en las grandes tiendas de bricolaje o en las droguerías muchos productos que prometen hacer que las baldosas sean menos resbaladizas. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado, porque muchos de estos productos contienen ácido fluorhídrico. Este ácido, al ser muy corrosivo, tiende a dañar las baldosas con bastante rapidez. Además, las baldosas se ensuciarán y te costará más limpiarlas. Es un producto más peligroso de manipular y que modifica el aspecto del alicatado realizando pequeños agujeros. Por lo tanto, este tipo de sustancia no debe usarse con regularidad y solo en pisos que se mojan fácil y constantemente, como el borde de la piscina y el baño. Una sola aplicación es suficiente para que las baldosas sean inmediatamente menos resbaladizas.

Existe un producto antideslizante ecológico que es invisible. En una sola aplicación provoca una reacción química en cuanto entra en contacto con la humedad, el alicatado se vuelve antideslizante tanto en interior como en exterior. El resultado es duradero ya que es permanente. Ya sea en el baño o en el exterior, es ideal para prevenir cualquier riesgo de resbalones accidentales. Se puede aplicar sobre baldosas de interior o exterior, así como sobre pavimentos de terrazas, suelos de piedra natural, esmalte, hormigón, terrazo, mármol, granito, gres y baldosas.

Baldosas antideslizantes

¿Cuáles son las diferentes alternativas?

Barnices antideslizantes:

Son barnices transparentes que se aplican con brocha o spray. Al cubrir el suelo con baldosas, se reduce su naturaleza resbaladiza. Se adhieren perfectamente a las baldosas, sin embargo debes saber que estos productos deben ser aplicados por profesionales. Por ello, es preferible aplicarlo en superficies pequeñas como escaleras o alrededor de una piscina. El barniz antideslizante es transparente y por tanto no afecta al aspecto estético.

Reemplace sus mosaicos:

Puede optar por esta solución que es un poco radical, pero particularmente eficaz cuando sus baldosas son realmente muy resbaladizas y presentan un peligro real. A continuación, puede elegir una baldosa antideslizante. Es una buena solución para el baño, la terraza, la cocina o una escalera por ejemplo.

Utilice alfombras de baño o alfombras textiles:

Si no quieres utilizar productos antideslizantes convencionales, puedes colocar perfectamente alfombras colocadas juiciosamente en lugares de riesgo como frente a la bañera o la ducha de tu baño. En un salón, preferirás colocar alfombras de lana o algodón, para aprovechar su carácter estético y cálido. Para su escalera, coloque un pasaje en alfombra o alfombra para evitar cualquier riesgo de accidente. En el exterior, también es posible tener también alfombras, encontrarás diferentes modelos en varios tamaños y colores.

Almohadillas antideslizantes para zapatos:

Si el suelo es muy resbaladizo, pegue debajo de sus zapatos de exterior, por ejemplo para la terraza o el borde de la piscina, almohadillas antideslizantes para evitar accidentes.

Sobre el autor:

Marc de BricoHogar

Amante del bricolaje, el hogar y el jardín. Dueño del blog de BricoHogar, un blog que me sirve como una gran fuente de conocimiente para mí y para ayudar a otras personas que leen mi blog.

Deja un comentario