¿Cómo decorar una puerta?

Tu puerta te parece aburrida y monótona, carece de estilo y personalidad y te gustaría darle un poco. Las puertas maestras no son una gran adición a la decoración de una habitación, pero puedes solucionarlo con algunas ideas. No hace falta cambiar la puerta, solo hace falta una pequeña idea para decorarlas y darles cierta personalidad.

Una gran corona decorativa.

Realice una gran corona decorativa que haga utilizando un círculo provisto para tal fin, flores secas, eucaliptos preservados u otras plantas estabilizadas. Lindas cintas pueden completar esta composición, depende de ti encontrar los detalles que la personalicen y le den estilo. Fíjate en la puerta, te hará olvidar el aspecto triste y aburrido de la misma.

Con molduras

Las tiras simples o más elaboradas le permiten cambiar el aspecto de su puerta. Adaptas la forma de posarlos según el resultado deseado. Colocadas en horizontal con espaciado regular, aportan una vertiente gráfica muy actual y contemporánea. Es una idea que funciona a la perfección. Luego solo tienes que pintarlas del mismo color que la puerta.

También puedes ponerlos en forma de cuadrados o rectángulos para un efecto más clásico. De cualquier manera, cambie la manija y su puerta habrá cambiado por completo su apariencia.

Coloca un espejo grande

Este truco es rápido, fácil de realizar y ofrece un renderizado interesante. Pegue un espejo grande en su puerta, teniendo cuidado de dejar un marco a su alrededor. Por tanto, las dimensiones serán ligeramente inferiores a las de su puerta. En una habitación o en una entrada, te permite vestirte o revisar tu atuendo por la mañana. Agranda la habitación y la ilumina. Es una idea inteligente y sencilla.

Pintalo

Una lata de pintura y su puerta cambia de apariencia. La mayoría de las veces, las puertas están pintadas en el mismo tono que las paredes y los marcos de las puertas. Para destacar y dar un poco de energía a sus puertas, juegue con el contraste y resáltelas sin dudarlo. Los colores pastel suaves son perfectos si te gusta la sutileza. Los colores más vivos y tónicos aportan ritmo a un gran pasillo, por ejemplo.

Una puerta para tus plantas

Ha mantenido una puerta, pero permanece abierta permanentemente, coloque una o más macetas en suspensiones de macramé o algodón. Esta es una posibilidad que cambia por completo la apariencia de su puerta y luego se convierte en un objeto decorativo por derecho propio.

Una parte acristalada

Si tiene la posibilidad, opte por piezas de vidrio en la parte superior de su puerta, por ejemplo. Esto viste la puerta y también deja pasar la luz. Si no puede o no desea hacerlo, juegue con el efecto trampantojo colocando espejos rodeados de molduras. Es bastante simple, comience pegando sus molduras con un adhesivo de espejo, agregue sus varillas y su espejo en la parte superior. Su puerta está completamente renovada de manera muy simple y rápida.

Atrévete a usar patrones geométricos

Pinta tu puerta de blanco, elige dos tonos brillantes y dibuja formas geométricas asimétricas en tu puerta desbordando las paredes para obtener más sólidos presentes. Tienes que ayudarte con la cinta de marcado para que el resultado sea perfectamente limpio y estético.

➤ Encuentra las mejores Ofertas

¿Necesitas buscar algún producto? En Bricohogar te ofrecemos este buscador donde encontrarás las mejores ofertas, para que puedas comprar al mejor precio: